El Arica peruano de ayer Siglo XIX: 19th Century

Please download to get full document.

View again

of 26
0 views
PDF
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Document Description
El Arica peruano de ayer Siglo XIX: 19th Century
Document Share
Document Transcript
  Atenea 505 I Sem. 2012 159   ISSN 0716-1840 El Arica peruano de ayer. Siglo  XIX 1 Peruvian Arica of yesterday. 19 th  Century  Alberto Díaz Araya, Rodrigo Ruz Zagal, Luis Galdames Rosas, Alejandro Tapia Tosetti 2 RESUMENEl presente artículo estudia las políticas administrativas implementadas por el Estado peruano en Arica, generando la activación de la zona para convertirla en un nodo que articuló los mercados regionales del sur del Perú y Bolivia durante el siglo XIX. Palabras clave : Arica, administración peruana, mercados regionales.ABSTRACTThis article examines the administrative policies implemented by the Peruvian state in Arica, creating the activation of the zone into a node that articulated the regional markets of southern Perú and Bolivia in the nineteenth century.  Keywords : Arica, Peruvian administration, regional markets. Recibido: 03.01.10. Aceptado: 23.09.10. INTRODUCCIÓN C ON LOS PROCESOS  independentistas que dieron como resultado el nacimiento de las repúblicas andinas, el puerto de Arica pasó del orden colonial a formar parte de la República del Perú y, a fines del 1  Este artículo es resultado del Proyecto de Investigación Mayor de Ciencia y Tecnología de la Universidad de Tarapacá, Nº 5730 - 12. Asimismo, se agradece el apoyo del Convenio de Desem-peño Universidad de Tarapacá-Mineduc. 2  Universidad de Tarapacá, Departamento de Ciencias Históricas y Geográficas, Arica. E-mail: albertodiaz@uta.cl, rruz@uta.cl, lgaldame@uta.cl, atapia@uta.cl pp. 159-184 159 Atenea 505 I Sem. 2012  160 Atenea 505 I Sem. 2012 siglo XIX, cuando se produce la Guerra del Pacífico (1879 y 1883), quedó en poder de las fuerzas chilenas. Desde 1929 pasa a incorporarse definitiva-mente a la República de Chile (Galdames y Díaz, 2007).En este último capítulo, de data relativamente breve si se lo observa desde una perspectiva cronológica, los organismos oficiales y los privados iniciaron una suerte de política –diseñada y/o espontánea– destinada a posesionar una identidad chilena que tenía como modelo los símbolos, las construcciones históricas y culturales del centro-sur de Chile, colocando entre paréntesis el período en el cual Arica había sido territorio del Perú (Díaz y Ruz, 2009). Por tales motivos, este artículo tiene como objetivo acercarse al contexto del Arica peruano (entre 1821-1879), concentrándose en el estudio de las políticas administrativas aplicadas por el Perú en el área, evaluando la diná-mica del funcionamiento del puerto ariqueño como un nodo que activó los mercados regionales en un momento en que regían los sistemas políticos y económicos liberales en aquella nación.Los puntos que aquí se describen abordan un territorio que no estu-vo marginado de los proyectos que el Estado generaba, siendo una zona que paulatinamente fue adquiriendo cierta importancia estratégica a nivel comercial, gravitando un escenario social que vivió tanto los vaivenes de la bonanza económica, como las penurias que trajo consigo las revueltas políticas, las catástrofes naturales y la sombra de la guerra. En otros términos, sobre la base de documentación archivística y perió-dicos, se relatan acontecimientos que esbozan al puerto de Arica cuando aún el sol peruano regía su futuro, contribuyendo a copar el vacío y el silen-cio a que fue confinado el siglo XIX (Díaz, Galdames y Ruz, 2010).EL ESCENARIO POLÍTICO-ADMINISTRATIVO DEL SUR DEL PERÚLa organización política establecida en el Perú, a partir de la Constitución de 1823 3 , estructuró un sistema que dividió al país en departamentos, pro-vincias, distritos y parroquias, permitiendo equilibrar la administración de la república en concordancia a los ideales sociopolíticos que motivaron a los libertadores. En 1828 se organizó la Provincia de Arica, que incluía a Tarapacá, Arica y Tacna, siendo esta última su capital, de conformidad a lo dispuesto por el Presidente José de La Mar, quien argumentó que al estar 3  Congreso peruano (en adelante CP), Constitución del Perú de 1823, artículos N os  7, 122, 123, 124 y 125.  Atenea 505 I Sem. 2012 161 Tacna en un “punto central”, facilitaba la concurrencia de los electores, la administración del gobierno y la justicia a nivel provincial 4 . Para entonces, en Arica se instituyó una subprefectura que dirigía los campos administrativos y judiciales territorialmente, dependiendo del De-partamento de Arequipa (creado el 26 de abril de 1822). En 1837 se reorga-niza el sur arequipeño, concentrando a las provincias de Tacna (que incluía a Arica) y la de Tarapacá en el Departamento de Moquegua 5 . La necesidad de regimentar la sociedad local, que entre Tacna y Arica para 1827 ascen-dían a 20.185 pobladores (Gootemberg, 1995; Ruz, Díaz y Galdames, 2008), pasó por el nombramiento de ciudadanos en cargos de índole políticos y/o  judiciales tales como el subprefecto, gobernador 6  y jueces de paz 7 . En el plano parlamentario, a partir de 1826 Arica contó con dos dipu-tados y uno suplente, elegidos de entre los ciudadanos que sabían leer y escribir, además de poseer bienes. En tal sentido, el siguiente cuadro arroja los resultados de la elección parlamentaria de aquel año: Cuadro 1. Diputados electos para el Congreso de 1826. Departamento Provincia Diputados ArequipaEvaristo Gómez SánchezFrancisco Javier de Luna PizarroManuel Ascencio CuadrosCamanáJosé Sánchez de la BarraArequipaCondesuyosFrancisco Antonio del CarpioAnselmo QuirósCayllomaLorenzo CalderónMoqueguaMateo IramáteguiManuel Hurtado y ZapataAricaHipólito UnanueFrancisco de Paula González VigilTarapacáManuel Casimiro GonzálezFuente: Paniagua (2003). 4  CP, Ley del 6 de junio 1828. 5  CP, Decreto del 25 de abril de 1837. Años antes, los vecinos de Arica, Tacna, Moquegua, Locumba y Tarapacá solicitaron a Simón Bolívar anexarse a la nueva nación boliviana, despren-diéndose totalmente de Arequipa. Como es sabido, este proyecto no se materializó ni recibió el respaldo de las autoridades (Galdames et al.,  1981). 6   El Mensagero , 8 de julio de 1840. 7   El Mensagero , 13 de junio de 1840, J. de La Mar  162 Atenea 505 I Sem. 2012 La lista de diputados corresponde a los parlamentarios que el 25 de mar-zo de 1826 se encontraban en Lima, cuando aún estaba al mando del Estado Simón Bolívar. Ese año, ante la ausencia del libertador, el diputado por Ari-ca Hipólito Unanue encabezó por un leve tiempo el Congreso del Perú, ge-nerando la oposición de los parlamentarios arequipeños. La organización provincial, en su formato srcinal, persistió hasta mediados del siglo XIX, momento en el que la Provincia de Arica adquirió cierta importancia en el Departamento de Moquegua, según el Censo de 1840, contabilizándose la cantidad de 22.373 habitantes en toda la provincia. Para 1849 el distrito de Arica contaba con 3.252 personas, cifra que en suma llegó a 3.614 para 1867 (Zolezzi y Salgado, 1978).En 1855 bajo el gobierno del tarapaqueño Ramón Castilla, se constató un aumento poblacional, una creciente actividad portuaria desde y hacia Bolivia, además del desarrollo de la minería en las covaderas de Guano y en las estacas salitreras, generando la reorganización interna del Depar-tamento de Moquegua en cuatro provincias. Los límites departamentales eran hacia el noroeste las provincias de Islay y Arequipa (Departamento de Arequipa) y hacia el noreste estaban las provincias de Puno y Chucuito (Departamento de Puno). Al este y sur del territorio estaba Bolivia, sien-do determinante el río Loa como la frontera austral del Departamento. El oeste correspondía al océano (Paz Soldán, 1862). Sobre la reorganización departamental, Ramón Castilla decretó el 25 de junio de 1855 la creación de la Provincia de Arica, integrada por los distritos de Codpa, Belén, So-coroma, Livilcar, Lluta, siendo su capital Arica. Los curatos fueron los de Codpa, Belén y Arica 8 .La ciudad de Tacna, por su lado, encabezó la Provincia del Cercado (o Tacna), cuyos distritos fueron Tarata, Candarave, Ilabaya, Locumba-Sama, Estique, Pachía y la capital Tacna. Los curatos que poseía eran Tacna, Tarata, Sama, Ilabaya y Candarabe. En esta organización, la Provincia de Moque-gua administraba los distritos de Torata, Carumas, Omate, Puquina, Ubinas, Ichuña, Ilo y Moquegua, repitiéndose los mismos curatos a nivel provincial.La Provincia de Tarapacá contaba con los distritos de Camiña, Sibaya, Pica, Iquique y Tarapacá, que era la capital. Los curatos eran Sibaya, Pica, Camiña y Tarapacá. Para el 26 de junio de 1855, debido a la gran actividad minera de Guano y Salitre en la zona, se erige a Iquique como “puerto ma- yor”, permitiendo mayor fluidez de los navíos cargueros en el límite sur del Departamento (Donoso, 2003). 8  CP, Decreto del 25 de junio de 1855. S. BolívarR. Castilla  Atenea 505 I Sem. 2012 163 El Departamento de Moquegua, cuya capital para 1862 era Tacna, es-taba vinculado en materia judicial a la Corte Superior de Tacna, creada el 15 de septiembre de 1856 por la Convención Nacional Peruana, además dependía en materia eclesiástica del Obispado de Arequipa (Paz Soldán, 1862). Para mediados del siglo XIX, el resurgimiento de las municipali-dades, a partir de 1856, validó los espacios destinados al diálogo entre las autoridades y la ciudadanía y, a su vez, la participación comunitaria en las diferentes esferas del poder a nivel regional (Díaz, Ruz y Galdames, 2011). Los municipios actuaron en tal sentido como elementos articuladores entre el Estado y la población. Municipios como el de Arica debían estar integra-dos por 5 miembros, a saber: Cuadro 2. Municipalidades del Departamento de Moquegua (1856) 9 . Provincia Municipalidades Tacna8 (6)Arica6 (5)Moquegua8 (1)Tarapacá6 (6) Totales 28 (18) Fuente: Chiaramonti (2005) En tal contexto, las políticas republicanas fueron generando, amén de ciertos focos de inestabilidad gubernamental, un mayor ejercicio de las facultades ciudadanas, como fue el reclamo por abusos de autoridades o errores en eventos electorales. Es conocido el caso del diputado por Arica Pedro Gálvez, el cual fue acusado ante el juez de paz por una suplantación de electores en 1875 10 . Si había interés por abrir espacios de participación ciudadana bajo el formato liberal, es válido pensar que se necesitaba la pre-sencia de autoridades locales representativas en todo orden (Díaz, Ruz y Galdames, 2011). La ausencia de éstas generó preocupación en los arique-ños ya en la medianía de aquel siglo. 9  El primer número indica el total de municipalidades instituidas en las provincias. La cifra entre paréntesis señala aquellas que por mandato de ley disponían de cinco miembros, número mínimo determinado para los centros poblacionales entre 1.000 y 2.000 habitantes (Chiaramonti 2005: 361). 10  Archivo Departamental de Tacna (en adelante ADT), Concejo Departamental de Tacna, co-municaciones recibidas de autoridades Judiciales. Oficio del Juez de Paz don José Bustamante, 1875.
Search Related
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks