APUNTES DESARROLLO HUMANO UNIDAD 1

Please download to get full document.

View again

of 10
8 views
PDF
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Document Description
APUNTES DESARROLLO HUMANO UNIDAD 1
Document Share
Document Tags
Document Transcript
  1.1 TEORIA DEL DESARROLLO HUMANO. Por supuesto que el Desarrollo Humano ha tenido lugar desde que los seres humanos existen, aunque en un comienzo los estudios se centraron preferentemente en los niños y niñas. Hoy, los estudios están centrados en los adultos y las personas en etapas de vida más avanzadas, y en la mujer. El estudio científico formal del Desarrollo Humano es relativamente novel y los cambios en la forma en que perciben los adultos a los niños y jóvenes son particularmente dramáticos. Ello, por la aceleración de los cambios sociales, culturales e históricos a los que se ven enfrentados y deben afrontar, los seres humanos hoy. Desde una perspectiva psicológica se define el Desarrollo Humano como la evolución, crecimiento global de las personas (PAPALIA, 2000). Una perspectiva educativa y social del Desarrollo Humano considera a las personas como un centro principal de atención a quienes se les debe otorgar oportunidades concretas para un desarrollo equilibrado e integral.  Al respecto se manejan a nivel mundial indicadores para medir el grado de Desarrollo Humano como la longevidad  ; esperanza de vida al nacer; los conocimientos:  el índice de logro educativo, años de escolaridad; y los ingresos : ingreso per capita que le permite sustentarse económicamente accediendo a una independencia parcial y/o global (GONZÁLEZ, 1996). Esta perspectiva socio-educativa es además el resultado de una actividad creadora inconsciente del individuo. Tal proceso se expresa y concreta en la asociación con los demás. Es en la comunidad donde las potencialidades humanas pueden realizarse. Lo anterior implica que la educación es fundamental en la formación del ser humano. Este no es fácilmente comprendido, ya que, no sólo hay variadas determinantes en su comportamiento, sino que existen vaguedades y gran fluidez de su vida psíquica y una exclusividad del aspecto espiritual de su ser, planteado en la actualidad por la psicología transpersonal, hacen difícil la investigación científica entendida sólo en términos cuantitativos (MASLOW, 1991). Poco a poco y paso a paso, las ciencias empíricas han comprendido que es necesario volverse hacia el estudio interior del ser humano lo que lleva a observar y evaluar los comportamientos de las personas a lo largo de su ciclo vital no sólo a la luz de un coeficiente intelectual sino que además equilibrado con el coeficiente emocional (MONTESSORI, 1991). El Desarrollo Humano puede concebirse también como un proceso con dos caras. Una de ellas la   formación de las capacidades humanas tales como mejoramiento de la salud, el conocimiento y las habilidades.  Y, la otra cara, sería el uso que hacen las    personas de las capacidades que han adquirido para el ocio, para propósitos productivos o como seres activos en asuntos culturales, sociales, históricos y políticos. Si no se logra un balance entre estas dos caras del Desarrollo Humano puede resultar un nivel de frustración humana considerable. El hombre, es ante todo un ser social. Lo cual depende de su ambiente social no sólo para sobrevivir físicamente, sino para su desarrollo psíquico y espiritual. La herencia cultural, la que no puede concebirse sin la sociedad, proporciona a los seres humanos contenido y forma a su existencia. La continuidad en la historia humana es una continuidad c ultural basada en la interacción. Es un “ hacerse con otros ”. Es en este aspecto donde el desarrollo emocional recibe elementos desde el mundo externo para constituirse desde lo propio, e impactar en el desarrollo humano. Por ello, desde esta perspectiva humanista es necesario considerar que toda persona desde su proceso de individuación puede convertirse en persona y ser perfectible. La psicología moderna se inicia con la convicción de que el comportamiento humano no es puramente accidental, sino que está determinado por algo, es decir, ocurre en un contexto establecido (PAPALIA, 2000)  Al vivir en este contexto, el ser humano vive situaciones las que a medida que se desarrolla a través de su ciclo vital se tornan más complejas, lo cual hace que su comportamiento sea a su vez más diferenciado, varía de persona a persona acorde con los intereses, habilidades y circunstancias vitales propios. Esto, nos parece el resorte de aprendizaje para desarrollarse en el contexto de cada persona en la perspectiva humanista del desarrollo humano Es en comunidad que el hombre se convierte en persona humana ya que ahí se desarrollan sus potencialidades, pone a prueba su expresión emocional y alcanza o no manejo sobre ellas según el contexto en el que se desenvuelve y ello repercute en su Desarrollo Humano global (GOTTMAN, 1997). El hombre ha desarrollado una sicósfera que es dinámica y cambiante y hoy más que ayer, a raíz de los cambios socio culturales y de los impactos de la globalización. Como este comportamiento no está determinado por la herencia, el ser humano puede proyectarse en un camino trascendente, la autorrealización. Es decir puede optar por satisfacer necesidades del ser o metanecesidades (MASLOW, 1997). De acuerdo con la perspectiva biologícista, las emociones surgen de las influencias corporales (vías neuronales límbicas, tasas de descarga neuronal y la retroalimentación facial). Para la perspectiva cognitiva, las emociones surgen de los recursos cognitivos, memoriza a medida que la persona impone o interpreta personalmente el significado de un hecho, situación estímulo (REEVÉ, 2001).   Ambas posturas han encontrado una gran gama de datos empíricos para apoyar su posición teórica. Sobre el hecho de que las personas casi siempre interpretan la auto-relevancia y el significado que tiene un acontecimiento para ellos, se llega a la conclusión que la evolución se da primero que la experiencia emocional (GOLEMANN, 2000). 1.2 PENSAMIENTO Y RAICES DEL COMPORTAMIENTO. ¿Qué es la personalidad? La personalidad es una variable individual que constituye a cada persona y la diferencia de cualquier otra, determina los modelos de comportamiento, incluye las interacciones de los estados de del individuo, sus actitudes, motivos y métodos, de manera que cada persona responde de forma distinta ante las mismas situaciones. La personalidad las propiedades estructurales y dinámicas de un individuo o individuos, tal como éstas se reflejan en sus respuestas características o peculiares a las diferentes situaciones planteadas. Se pueden extraer una serie de ideas:   La capacidad pensante y de lenguaje que poseen los seres humanos le permiten una transmisión cultural, una comunicación y una capacidad de reflexionar sobre sí mismo.   Cada reacción o comportamiento individual en una determinada situación responde a amplio grupo de factores o fuerzas confluyentes.   No existe una relación fija entre una determinada conducta y las causas productoras de la misma.   El ser humano no posee un control y una consciencia sobre sus comportamientos. A menudo no somos capaces de explicar el porqué de un determinado acto. La personalidad está formada por características innatas más la acumulación de experiencias y acciones recíprocas entre el ser humano y su medio. Todas estas características se ponen de manifiesto cuando el individuo el individuo se relaciona con su entorno, dirigiendo el comportamiento en gran cantidad de situaciones, por lo tanto, podemos concluir diciendo que la personalidad es un concepto de naturaleza multidimensional, con muchos elementos que interaccionan. Podemos definir entonces la personalidad como los rasgos psicológicos internos que determinan la forma en que el individuo se comporta en distintas situaciones. No existe una definición universalmente aceptada de personalidad. Derivado del Latín personamáscara utilizada por los actores en las obras teatrales de la civilización grecorromana, el término extendió su significación, en tiempos de Cicerón, para designar retórica y metafóricamente el rol de todo ser humano en la  vida social. En medios no científicos, personalidad engloba las características de singularidad, individualidad, emociones, sentimientos y sensibilidad que otorgan identidad e imagen especiales a los integrantes de los diversos grupos sociales. Desde tiempos de Sigmund Freud, se ha tendido a definir la personalidad en función de un complejo proceso de desarrollo y maduración, sujeto al influjo de factores. El aporte freudiano fue un gigantesco paso adelante, pues contribuyó a superar conceptos religiosos y moralistas, teoría que sigue vigente en el presente. Según Freud, el fundamento de la conducta humana se ha de buscar en varios instintos inconscientes, llamados también impulsos, y distinguió dos de ellos, los instintos conscientes y los instintos inconscientes, llamados también, instintos de la vida e instintos de la muerte. La definición de personalidad resulta, en el mejor de los casos, extremadamente amplia y tal vez imprecisa. Los estudiosos de la psicología continúan tratando de comprender las diferentes personalidades. Hace un siglo los científicos comenzaron a realizar observaciones científicas sistemáticas y a sacar conclusiones de ellas. Algunos teóricos ponen énfasis en las experiencias de la primera infancia, otros en la herencia, y otros atribuyen el papel fundamental al medio ambiente. Hay quienes analizan únicamente como se comportan las personas congruentes en distintas situaciones y momentos y les restan importancia al concepto de una personalidad única y consiente. Pero se debe tener claro que la personalidad es algo único de cada individuo, y es lo que los caracteriza como entes independientes y diferentes. La personalidad no es más que el patrón de pensamientos, sentimientos y conducta que presenta una persona y persiste a lo largo de toda su vida, a través de diferentes situaciones. Esta definición advierte dos cosas importantes, Primero: Que la personalidad se refiere a aquellos aspectos que distinguen a un individuo de cualquier otro, y en este sentido la personalidad es característica de una persona. El segundo aspecto es: Que la personalidad persiste a través del tiempo y de las situaciones. El individuo no nace con una personalidad, nace con cierta dotación que condicionará en desarrollo posterior. Elementos generales de la personalidad Constitución: Conjunto de aspectos exteriores e interiores de base genéticohereditario (srcen de la reacción funcional). Temperamento: Tono o disposición afectiva, es la naturaleza emocional del individuo. Se nace con él. Forma de reaccionar frente a las emociones y cambios de humor.  Carácter: Forma concreta y estable que adquiere en un individuo los rasgos afectivosdinámicos heredados. Surge de la convergencia de factores congénitos y madurativos de la adquisición por educación y experiencias.   Actitudes: Predisposición a reaccionar frente a determinadas categorías de objetos o de personas, cuenta con tres elementos:   Cognitivo: Se refiere a las creencias consistentes del individuo.   Afectivo: Los sentimientos de placer o displacer. Conductual: acciones en sí.  Aptitud: Capacidad para realizar cierta actividad. Rasgos: Características constantes del comportamiento del individuo en una gran variedad de situaciones. Son disposiciones latentes, presumibles estables que determina la conducta manifiesta y observable del individuo.  Aspectos que contribuyen en la formación de la personalidad: 1. Desarrollo y Maduración. Numerosos autores han examinado el complejo proceso de crecimiento, desarrollo, maduración y declinación de la personalidad a lo largo del ciclo vital del individuo normal. Tales contribuciones han devenido en una formidable masa de información en torno a la influencia de factores biológicos, psicológicos y socioculturales en los llamados años formativos. Tres autores importantes proponen: Freud se fundó en él estudió de las bases del desarrollo psicosexual durante la infancia y la niñez. Los términos oral, anal y fálico han alcanzado popularidad tanto en los círculos científicos como entre al gran público. Piaget prestó particularmente atención al desarrollo cognitivo del niño y, como tal, su contribución puede no considerarse vinculada al estudio global de la personalidad. Erikson enfatizó la importancia de las influencias sociales en el desarrollo individual, extendiendo la teoría psicoanalítica y describiendo conflictos específicos a cada uno de los ocho estados del desarrollo del individuo, concebidos como polaridades y tareas. 2.Factores Prenatales Es innegable la influencia que los factores genéticos ejercen sobre las características físicas, capacidad intelectual y rasgos de personalidad del individuo. Se sabe que el ambiente prenatal (incluye hábitos dietéticos, salud y enfermedad, status emocional, actitudes, exposición a drogas y radiación), influye favorablemente o no; algunos estudios sugieren que traumas psicológicos en el feto, o alteraciones del proceso de parto, pueden tener ulteriores repercusiones en el desarrollo de la personalidad. 3. Cultura y Personalidad
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks